La avaricia del señor Grandet.Crítica de libros, librosynovelas
Eugenia Grandet
4 Agosto, 2017
Mal de piedras.Crítica de libros, librosynovelas
Mal de piedras
18 Agosto, 2017
Mostrar todo

Aurora Roja

Aurora Roja. Descripciones, librosynovelas

Aurora Roja. Descripciones, librosynovelas

«…El día era de otoño, húmedo, triste. A lo lejos, asentada sobre una colina, se divisaba la aldea con sus casas negruzcas y sus torres más negras aún. En el cielo gris, como lámina mate de acero, subían despacio las tenues columnas de humo de las chimeneas del pueblo. El aire estaba silencioso; el río, escondido tras del boscaje, resonaba vagamente en la soledad. Se oía el tintineo de las esquilas y un lejano tañer de campana. De pronto resonó el silbido del tren; luego, se vio aparecer una blanca humareda entre los árboles, que pronto se convirtió en neblina suave…

…Una niebla vaga y melancólica comenzaba a cubrir el campo. La carretera, como cinta violácea, manchada por el amarillo y el rojo de las hojas muertas, corría entre los altos árboles, desnudos por el otoño, hasta perderse a lo lejos, ondulando en una extensa curva. Las ráfagas de aire hacían desprenderse de las ramas a las hojas secas, que correteaban por el camino…

…La luz eléctrica brillaba en las vetustas casas, sobre los pisos principales, ventrudos y salientes, debajo de los aleros torcidos, iluminando el agua negra de la alcantarilla que corría por en medio del barro. Y el uno contando y el otro oyendo, recorrieron callejas tortuosas, pasadizos siniestros, negras encrucijadas…

…Se detuvieron los dos amigos un momento en la plaza de la iglesia, cuyo empedrado de guijarros manchaba a trozos la hierba verde. La pálida luz eléctrica brillaba en los negros paredones de piedra, en los saledizos, entre los lambrequines, cintas y penachos de los escudos labrados en los chaflanes de las casas…»

Estas tristes y hermosas descripciones pertenecen a la novela Aurora Roja, de la trilogía La Lucha por la Vida, escrita por Pio Baroja uno de los autores más significativos de la generación del 98. Con ésta se cerró la trilogía señalada de la que forman parte La Busca y Mala Hierba.

De esta trilogía, La Busca, tal vez sea la mejor novela de las tres, que fueron publicadas en 1904.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *