Sistema Límbico. Fantasía, librosynovelas
Sistema límbico
19 febrero, 2017
Historia de Mayta. Descripción, librosynovelas
Historia de Mayta
5 marzo, 2017
Mostrar todo

De ratones y hombres

De ratones y hombres. Crítica de libros, librosynovelas

De ratones y hombres. Crítica de libros, librosynovelas

Al californiano John Steinbeck excelente narrador y «novelista proletario», se le ha clasificado sino como al más sobresaliente, sí como a uno de los mejores representantes del realismo social americano.

Incluso habiendo estudiado en la universidad, no se libró de ganarse la vida desde muy joven en duros oficios, desde jornalero agrícola pasando por albañil, hasta empleado de tienda.

Aquellas experiencias de la pobreza vivida durante la época de la depresión le sirvieron más tarde para plasmar en sus obras el naturalismo y la emotividad junto a las situaciones que narra con genial maestría, como ocurre en De Ratones y Hombres publicada en 1937. En esta narración, Steinbeck nos transmite cierto grado de piedad o de favor hacia los más desgraciados.

En De Ratones y Hombres se representa el mito del sueño americano. En ella, Lennie el protagonista, a causa de su inocencia y su escaso conocimiento provoca una serie de situaciones en un rancho, que terminan de forma violenta. George y Lennie sueñan con tener su granja. George es un trabajador normal y corriente, pero que tiene un vínvulo de especial amistad con el grandullón Lennie a quien protege y cuida. La amistad de entrambos proporciona a sus vidas un sentido diferenciándoles del resto de los trabajadores, y diríamos que del mundo que les rodea.

Antítesis de George y Lennie son los antagonistas: Curley, que desprecia a Lennie nada más conocerlo, y la mujer de Curley, la malvada mujer.

Esta novela consta de siete capítulos que se leen de un tirón.

En la obra dominan los diálogos, por lo que vamos conociendo todo a través de los personajes Sobre ellos parece flotar un narrador conocedor de todo, omnisciente.

Los personajes hablan y se expresan de manera sencilla como corresponde a unos peones agrícolas.

De Ratones y Hombres refleja los problemas de la época. El final de la novela, como no cabría esperar otra cosa, es realista y triste en el que impera la dureza, dureza que a lo largo de la novela se encargará de ir rompiendo las ilusiones y los sueños. Las cosas son así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *