La Guerra. Costumbrismo, librosynovelas
La Guerra
15 marzo, 2018
Desalojados. Opinión, librosynovelas
Desalojados
14 abril, 2018
Mostrar todo

Neira Vilas

Neira Vilas. Descripciones, librosynovelas

Neira Vilas. Descripciones, librosynovelas

Aqueles anos do Moncho

Hoy traigo aquí esta sencilla descripción pegada a la tierra y al sufrimiento. ¿El motivo? No es otro que mi manía de volver a leer libros que asoman de vez en cuando entre los lomos apretados de mi biblioteca.

Todo el día ha estado lloviendo y en el momento de escribir estas líneas, repica la lluvia también en las tejas y sobre el cristal del lucernario de mi estudio, a semejanza de como escribe Neira Vilas. Seguramente uno de los escritores más importantes de las letras gallegas en particular y españolas en general. La vida de Vilas estuvo marcada por la emigración, que le llevó a Cuba y Argentina. En esta descripción tan intimista se sienten los recuerdos de un niño rodeado de la pobreza y el temor.

«Facía catro días que non paraba de chover. A xente nas casas matinando, facendo contas sobor da labra e da mantenza do gando, vivindo o desasosego dunha guerra que de seguir deixaría o país sin homes. A vaca parida bruando na cortella. Regueiros a Valmontes. Pozas nos camiños. Leiras asulagadas. E o río avolto, soberbo, fóra do seu canle, arramplando co que atopa e poñendo grimo nos veciños de logares baixos. Lostreguea no escuro, e ó son de cada trono que sigue, que estala, María queima, santa bárbara bendita, unhas follas secas do ramallo de oliveira gardado dende a coresma. A auga repinica nas tellas, bate nos vidros cando a empurra o vento, fai choc choc na mmaseira do curral. E de súpeto, noite adentro, chega auel berro estarrecedor, atafegado logo polo ¡tatatá! dunhos tiros de pistola. O medo rebulía debaixo das tellas, darredor do lume. Ninguén sae ó escuro, ninguén quiso arriscarse polas sorralleiras lamuguentas no meio do trebón. Non eran os primeiros berros, nin as primeiras balas; nin sería, de seguro, o derradeiro crime. A morte non acouga, non se detén, percorre vilas e aldeas, día e noite, con chuvia ou xiada ou lúa de crecente».

Aqueles anos do Moncho

de

O Ciclo do Neno

Neira Vilas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *