La estepa de Añil. Nicolas II con cosacos de su guardia. Descripción, librosynovelas
La Estepa de Añil
18 julio, 2016
Como un buen vino también las palabras. Opinión, librosynovelas
Aforismos
1 agosto, 2016
Mostrar todo

Alicia en el País de las Maravillas

Lewis Carroll. Crítica de libros,librosynovelas

Lewis Carroll. Crítica de libros,librosynovelas

Las aventuras de Alicia en el pais de las maravillas

Alicia en el País de las Maravillas es el título abreviado de Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas.

Los juegos con la lógica y las sátiras a la sociedad inglesa de su época, hicieron acreedor de un gran éxito gracias a la publicación de este cuento, a Lewis Caroll, seudónimo de Charles Lutwidge Dodgson, nacido en el condado de Cheshire en 1832, fallecido en el de Surrey en 1898.

Se trata de un cuento lleno de verdades obvias, evidentes, en el que aunque lo que se narra parece una secuencia de absurdos, es en realidad un cuento lleno de filosofía y de enseñanzas para la vida, igualmente aprovechable para los niños que para un adulto que se acerque a sus páginas con espíritu abierto, con el espíritu de un niño predispuesto a aprender.

Se podría asegurar que puede convertirse en un libro de entrenamiento para las ocasiones que nos depara la vida actual, aun considerando los más de ciento cincuenta años de su creación.

Muchas frases del cuento se han hecho famosas por sí mismas alentando a su alrededor una vida suficiente como para vivirla por separado de su contexto “…Comienza por el principio y luego continúa hasta que llegues al final. Entonces para…” “…Si no sabes a donde vas, cualquier camino te llevará allí…” “…¡Con razón se te ha hecho tarde!¡Este reloj tiene dos días de atraso!..”

Muchos han querido ver la imagen de la prisa en el conejo blanco, las rutinas de la vida en el eterno te del sombrerero y la liebre de marzo con ese lirón que no les aguanta más y se duerme al menor descuido precisamente para huir de esa rutina.

Es evidente también la vitalidad del simpático y a la vez misterioso, y porqué no, indolente gato de Cheshire. O la intolerancia y el despotismo de la reina de corazones. O el apocamiento del valet o la indisciplina de los soldados para soportar el juego del croquet, en el que todos están locos “…¡A los locos hay que tratarlos con cariño!..”

Además de pastor anglicano, Lewis era matemático y fotógrafo, en este cuento se aprecian sus conocimientos de la lógica matemática y de los números; se percibe también una cierta angustia en la caída de Alicia que parece no tendrá fin, por el pozo de la madriguera que asemeja a tal vez la angustia del escritor por algo oculto que no deja traslucir.

Lewis Caroll fue un hombre de algún modo extraño y difícil de entender en su época, y en la nuestra, debido a su afición por las niñas a las que según sus biógrafos gustaba de fotografiar desnudas, “…con traje de nada…” contarles historias con las que maravillarlas, y buscar su amistad; no obstante no hay noticia de que llegara a situaciones más escabrosas.

Cuento recomendable para todos que se lee en un momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *