El Caidero
La historia es el arranque, la aventura nos acompaña. Caminos cruzados
8 septiembre, 2022
Mostrar todo

Licencia de escritor: Caminos cruzados. ¿Sabías que?

Caminos-cruzados_La-Familia-de-Felipe-V_Criticca-de-libros_librosynovelas.jpg

En mi novela Caminos cruzados me permití una licencia importante al escribir que:

“…El regimiento daba escolta a la Princesa de los Ursinos, camarera de Mª Luisa de Saboya, esposa de Felipe el nuevo rey. Según decían los enterados del regimiento, era una hermosa e intrigante mujer capaz de venderse por conseguir el poder, de hecho, tenía el título de Princesa a raíz de su boda en segundas nupcias, nada claras e interesadas, con Flavio de Orsini, un poderoso prohombre de Roma…”, pues no está probado que Marie Anne de la Trémoille, (Princesa de los Ursinos) hubiera llegado a España por esa vía y con esa escolta, aunque si que está documentado que hizo más de un viaje entre España y Francia.

Era hija de Luis II de la Trémoille, duque de Noirmoutier y de Renée Julia Aubery de Tilleport. En lo que sí tenían razón los hombres de parte del Regimiento que la escoltaba, es que además de bella, era encantadora, ambiciosa e ingeniosa. Se había casado con un aristócrata francés: Adrien Blaise de Talleyrand-Perigord que estando al servicio del rey de España fue hecho prisionero en Portugal, y tras su liberación, fue a morir a Italia.

Marie Anne volvió a casarse con Flavio de los Orsini que era duque de Bracciano; de este tomó el título. No es este el lugar para hablar ahora con extensión de la Princesa de los Ursinos, pues quien tenga interés podrá conocer mucho acerca de esta mujer en las biografías especializadas, es lo que hice yo antes de hacerla participante en la novela a pesar de que su aparición es meramente anecdótica. Para lo que nos interesa en Caminos cruzados, basta saber que el nuevo monarca español, Felipe V, se encontraba el 14 de enero de 1701 en la isla de los Faisanes, en medio del río Bidasoa, al lado de Irún, se ha considerado desde tiempo que esta isla marca la frontera entre España y Francia. El monarca había salido de Paris el 24 de diciembre de 1700, venía acompañado por los duques de Borgoña y de Berry además de otros servidores de su séquito, permaneciendo unos días en Irún a fin de dar tiempo a que Mariana de Neoburgo, la reina consorte, saliera de la corte. Conviene recordar que María Ana del Palatinado-Neoburgo, fue la segunda y última esposa de Carlos II. Como anécdota de Mariana hay que decir que, como no conseguía tener descendencia, se sabe que simuló once embarazos, y también que el pueblo no la quería, y que fue la que propuso para el trono de España, a su sobrino el Archiduque Carlos de Austria, hijo de su hermana Leonor de Neoburgo.

Volviendo con la hermosa Marie Anne. Gozaba de la absoluta confianza del rey Luis XIV de Francia, y este la envió a Madrid digamos que como agente francesa en la corte española, ella debía instruir a la reina María Luisa de Saboya, que contaba con 15 años de edad, para guiarla  sobre cómo llevar una corte digna, y mientras que del joven Felipe V se encargaba el embajador Harcourt, de las finanzas se encargó Juan de Orry, concretamente de hacer que la Corona de Aragón participase en los gastos de Castilla, así como en conseguir también la colaboración de la iglesia en todos los gastos de estado y la supresión de los abusos de Indias.

Así pues, la licencia no me pareció descabellada al escribir que la Princesa de los Ursinos, llegó a España escoltada por el Regimiento de Normandía. Ella viajaba algunas fechas después que el que había de ser nuevo rey, Felipe V, pues Luis XIV, es a principios de 1701 cuando encarga a sus agentes los distintos cometidos en la corte de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *